.

 

........................... ..

 

RESEÑA HISTÓRICA


1980-1990: Consolidación, reconocimiento legal y expansión de los programas

En esta década se consolidaron los resultados de los primeros esfuerzos de FUNDAEC. El período marcó también el comienzo de la expansión de sus programas por medio de otras organizaciones de desarrollo en Colombia. Se consiguió el reconocimiento oficial del primer programa educativo, no sin dificultades, pues en esa época la legislación colombiana era muy rígida; aunque el programa les parecía a los evaluadores oficiales novedoso, encontraban difícil ubicarlo dentro del marco legal existente. Finalmente fue aprobado como efectivo y válido para el nivel de bachillerato. Así fue como nació el SAT. En el período se terminaron de escribir los materiales de los tres niveles del SAT, Impulsor, Práctico y Bachiller.

La reputación de FUNDAEC aumentó a medida que creció el número de estudiantes. Se mantuvieron y expandieron las líneas de investigación-acción mientras se continuaba con el desarrollo de los textos de estudio. La búsqueda de sistemas alternativos de producción avanzó y llegaron a diseñarse más de 20 sistemas en las fincas de un número de pequeños agricultores. Más adelante en el período, algunos de estos primeros agricultores convirtieron parte de sus fincas en parcelas de aprendizaje para la comunidad. La experiencia ayudó a que los sistemas se expandieran en las comunidades locales y en la región.

Subsistema de Maiz y Frijol

Inspiradas en los resultados obtenidos en la región nortecaucana, otras organizaciones no gubernamentales, con acciones en áreas circundantes y en otros departamentos, se mostraron interesadas en adoptar los programas de FUNDAEC. Algunos de los primeros graduados fueron empleados por estas organizaciones, empezando así a afianzarse relaciones de colaboración interinstitucional. Esta transición de FUNDAEC, de ser una organización restringida a un área geográfica específica, para convertirse en asesora de otras organizaciones, le trajo nuevos desafíos y compromisos que también entraron a ser objeto de investigación-acción-aprendizaje en la institución.

A mediados de la década entró en vigencia la legislación que les daba a los municipios autonomía para manejar sus asuntos y sus recursos financieros, circunstancia que vino a marcar un hito en la expansión del SAT.

Para responder a las necesidades de la expansión, FUNDAEC creó el Centro Universitario de Bienestar Rural – CUBR – e impulsó el desarrollo de nuevas instituciones. Muy pronto a estas primeras organizaciones se fueron sumando otras que se identificaban con FUNDAEC en muchos aspectos, en sus empeños por ayudarles a las regiones rurales a lograr un verdadero desarrollo. Esto dio lugar posteriormente a la conformación de una red de instituciones trabajando en el marco de la Universidad para el Desarrollo Integral y al afianzamiento de diferentes relaciones de cooperación.

Entrada al Centro Universitario de Bienestar Rural
Perico Negro, Cauca

Por otro lado, para responder a los nuevos desafíos, FUNDAEC se comprometió en la construcción, por etapas, de las instalaciones del CUBR en la vereda de Perico Negro, lugar de acceso fácil para estudiantes y profesores, pues dista sólo a dos kilómetros de la cabecera del municipio de Puerto Tejada en el Cauca.